Make your own free website on Tripod.com
 previous    next         up   




PALABRAS

Palabras…muchas veces me han servido para expresarte cuánto te quiero.
Palabras… que otras veces salen de mi boca como un estallido, e inevitablemente rompen la quietud del silencio.
Palabras… que son el reflejo claro de lo que habita en mi alma, algunas veces brillantes, otras veces más oscuras que la más fría de las noches de invierno.
Cómo desearía entonar siempre rosadas canciones, y sentir en mi rostro el tibio aire que emana de tu vientre.
Imágenes que me acosan, que me atormentan, que me hacen caer en el más profundo de los éxtasis que alguien puede vivir.
Recuerdos de tiempos remotos, marcados por tu sincera sonrisa, tus brazos a mi alrededor y la dulce fragancia de tu cabello intoxicando mis sentidos.
Y me acerco a ti y te observo, y me recuesto a tu lado. Y con delicadeza acaricio tu rostro, mientras mi corazón se sobrecoge a tal punto que no puedo evitar que una lágrima se deslice lentamente sobre mi piel.
Tú sigues sumergida en tus sueños… tranquila, confiada, segura… y entonces yo acerco mis labios a tu frente y te beso cual madre a una niña pequeña.
Me pregunto si allá en tu mundo, podrás ver dentro de mí… Cómo quisiera tomar tu mano y llevarte conmigo… pero estás tan cerca… y a la vez, tan lejos… y entonces te abrazo, esta vez con más fuerza…como pretendiendo con mis brazos construir cadenas que detengan tu abrupta partida. Tú entonces tomas mi mano, y sonríes sin abrir los ojos, y es entonces cuando siento que el alma me vuelve al cuerpo.
Mi amor, eres quien le da vida a mi corazón, quien me llena de alegrías, quien inunda mi ser de los más grandes y hermosos sentimientos que jamás haya sentido. Por ti, mi vida ya no es la misma, gracias a ti he podido darle la espalda a la mayoría de las sombras que oscurecían mi mirada. Junto a ti, cada una de mis batallas serán gloriosas victorias, o en su defecto derrotas no tan amargas.
Mi vida… mi amor… no abras los ojos, sigue durmiendo, sigue soñando… Prometo estar a tu lado, cuidándote… Prometo estar junto a ti, abrazarte y amarte con toda el alma. Amor… prométeme que siempre estarás a mi lado cuando sienta que mis pensamientos se nublan y las fuerzas abandonan mi cuerpo. Prométeme que siempre serás la prisionera de mis brazos y que me regalarás una sonrisa, una sonrisa que iluminará mi día como el tibio sol de una mañana de verano.

De Artemisa