Make your own free website on Tripod.com
    previous    next         up

POEMA A LOS DIOSES DEL OLIMPO
He camindo distintas sendas,
he escogido una y otra vez nuevos caminos,
he hablado y oído muchas cosas
pero nunca oí de ti,
hablé, pero nunca estuviste en mis labios.

Soñé miles de noches
durmiendo sin descansar,
viviendo y sintiendo
la vida no pasar.

Cuando te vi por primera vez
no creí conocerte,
aunque en mis sueños ya te hubiera visto
no pensé enamorarme,
aunque sin querer tú me hiciste
enamorarme de ti,
de tu personalidad,
de tus sentimientos y de tus ideas.

Tus palabras entraron en mi mente
y tus manos en mi piel,
tus caricias en mi piel,
y tu amor en mi corazón.

Creo aun más hoy en los dioses
que se han apiadado de mí,
pues siempre creí tener todo
pero nunca te tuve a ti.

Tal vez por ser paciente y serena
ellos se acordaron de mí.

Oh gran Zeus!!, mil alabanzas te doy,
pues te apiadaste de una sierva
que muy feliz es hoy,
encontró el amor de su vida
y por eso te hago gran Zeus una ofrenda hoy.

Te ofrezco mi vida entera,
mi alma, mi corazón.

Si mi amor ya no existiera
mi vida completa te doy,
te la devuelvo aunque
más me quedara pero sin
mi amor me moriré yo.

Dioses del Olimpo,
me regocijo el día de hoy por su bendición,
les doy mil gracias y me despido ya,
mi amor me espera y no quiero hacerla esperar más.

De Gabrielle Martz